Caroline Astor,el poder de una mujer

En 1892 nace la revista VOGUE y consigo nace el grupo social elite más grande de todo Manhattan “The Hundred Four”. El cuál estaba formado por personas directamente relacionadas a la alta sociedad de esta capital. Sí, todo sucede en la ciudad que todos amamos, Nueva York.

 

Con Vogue buscaban el reconocimiento en la alta sociedad, y este llegaría con el baile más icónico de todos los tiempo: “The Winter ball”, al cuál solo podían ingresar 400 personas, pertenecientes claro está, a la alta sociedad, el baile se llevaba acabo en la mansión de los Astors, una familia millonaria. Todo esto podría suceder solo gracias a una persona, Caroline Astor.

Gobernó la sociedad neoyorquina en el siglo XIX .En una época donde las mujeres no tenían voto ni se igualaban en lo mínimo a los hombres que una mujer buscara nuevas maneras para adquirir poder político era total de admirar y seguir, y más cuando los millonarios estaban en su mejor momento y gracias a las acciones de los hombres. Esta mujer buscó como ser dominante y lograr que las mujeres tuviéramos el lugar que nos merecemos, detrás de un simple baile o de la simple idea de un grupo de millonarios aristócratas escribiendo su vida diaria para una revista, había un mujer inteligente que nació para defender precisamente la sabiduría de nuestro genero.

 

Caroline había logrado su propósito de ser la Reina de esta sociedad, de llevar a las mujeres más alto del lugar que se les daba, pero como todo lo bueno llegó a su fin, el baile no fue famosos por mucho tiempo, fueron creando más bailes a los cuales se les sumaba los famosos “nuevos ricos”. Ella siguió dando cenas en Nueva York, pero jamás volvió a ser lo mismo que cuando era el famoso grupo de Oro; sin embargo ella no perdió su poder ni mucho menos su inteligencia, al morir su esposo creó un hotel al lado del famoso Waldorf creado por su sobrino, en la misma Quinta avenida donde sucedía el baile de los 400.

 

Los años llegaron y consigo llegaron los problemas de la edad, Caroline padeció de demencia y luego más tarde comenzaron los dolores en el corazón, se alejo de todo lo que con tanto esfuerzo y amor había conseguido: el reconocimiento de la alta sociedad; pero dejo una marca, una muestra de cómo una mujer se ingenio la manera de entrar en la política sin que se lo prohibieran y lograr tener éxito en ella.

Muere a sus 78 años pero sintiéndose plena de haber logrado marcar la diferencia entre la gente con clase y dinero a la demás población. En esos años hacer parte de esa lista de los 400 era un anhelo para todos, la gente deseaba leer lo que escribían en VOGUE para parecerse a ellos y consigo viene el éxito que hoy en día tiene esta revista como la biblia de la moda.

María Fernanda Medina

220px-caroline_schermerhorn_astor

 

 

Webgrafía

http://www.newyorksocialdiary.com/social-diary/2011/the-first-four-hundred

 

http://www.fourhundredmediagroup.com/fourhundred/

 

http://thehistorychicks.com/shownotes-episode-8-the-mrs-astor/

 

http://xroads.virginia.edu/~MA01/davis/newport/biographies/csastor.html

 

http://dujour.com/news/four-hundred-society-secrets/

 

https://blog.mcny.org/2013/08/06/vanderbilt-ball-how-a-costume-ball-changed-new-york-elite-society/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s